Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Alimentación

Carrión


Aceites Carrión es una empresa con sede en Quintanar de la Orden (Toledo) especializada en la venta de aceite procedente de olivos de la variedad cornicabra. Fundada en 1931, la compañía ha conseguido colocar su marca Carrioliva entre las más destacadas del mercado. El paso de los años les ha permitido disponer de una extensión total de 15000 metros cuadrados en los que se puede encontrar su almazara y su planta de embotellado.

Carrión

Aceites Carrión desde 1981

Con una delegación en Madrid, abierta en 1981, le supuso a la empresa la posibilidad de vender su aceite en toda España más fácilmente. Fue entonces cuando comenzaron a centrarse en crear el mejor producto para la hostelería y en conseguir un aceite mucho más duradero. El objetivo se cumplió y se logró un producto que mantiene sus propiedades a pesar del uso continuado, que aporta sabor y que presenta una espléndida relación entre precio y calidad. La marca vende sus productos en cerca de 20 países siendo una de las exportadoras de aceite más importantes de España. Los profesionales de la hostelería no dudan en confiar en la fiabilidad de un aceite distinto que le aporta a cada fritura una pincelada distinta perfecta para agradar a todo tipo de clientelas.

Aceite de girasol para hostelería


Pulisol es el nombre comercial de este tipo de aceite que ofrece grandes resultados. Se caracteriza por seguir un proceso de prensado y filtrado, idóneo para lograr un aceite limpio, con una enorme adaptabilidad a la fritura y con una durabilidad magnífica. Se presenta en las siguientes modalidades: aceite refinado de girasol y aceite de girasol alto oleico. Es posible adquirirlo en garrafas de 5 litros, se sirven en cajas con tres garrafas, o de 25 litros.

El mejor aceite para la creación de salsas


El material de fabricación es plástico o PET. Su uso no solo ha de limitarse a freír, sino también a la elaboración de salsa como la mahonesa o el alioli. Este aceite tiene como peculiaridad su ligero sabor y su capacidad de destacar los aspectos gustativos de los ingredientes a freír. Además, no empapa de aceite ninguna preparación, por lo que los platos quedan siempre sabrosos, pero sin exceso de aceite en ningún momento.

Aceite de la mejor calidad


Contar con el apoyo de este tipo de aceite en cualquier bar o restaurante es sinónimo de apostar por la mejor calidad. Sus frituras quedarán siempre doradas, en su cocina no tendrá que sufrir el típico olor a aceite quemado y su clientela no tardará en darse cuenta de la textura y de la calidad de la materia prima que utilice para hacer cualquier plato.Además, el aceite de girasol alto oleico se caracteriza por tener una mayor cantidad de Omega 9 por lo que mantiene su sabor y resiste mejor el calor. Según las pruebas en el laboratorio, este tipo de aceite resiste la fritura a 200 grados sin problemas pudiendo reutilizarse durante varios días sin que afecte al resultado final.

Un aceite lleno de propiedades


Contar con el apoyo de este tipo de aceite en cualquier bar o restaurante es sinónimo de apostar por la mejor calidad. Sus frituras quedarán siempre doradas, en su cocina no tendrá que sufrir el típico olor a aceite quemado y su clientela no tardará en darse cuenta de la textura y de la calidad de la materia prima que utilice para hacer cualquier plato.Además, el aceite de girasol alto oleico se caracteriza por tener una mayor cantidad de Omega 9 por lo que mantiene su sabor y resiste mejor el calor. Según las pruebas en el laboratorio, este tipo de aceite resiste la fritura a 200 grados sin problemas pudiendo reutilizarse durante varios días sin que afecte al resultado final.

Otras empresas del grupo