Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es

Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Alimentación

Aceites Capicua


Coreysa es la empresa que produce y distribuye aceite y otros productos derivados de la aceituna. Lleva en activo desde el siglo XX, concretamente desde 1917. La fábrica, ubicada en Osuna - Sevilla, con capacidad para refinar más de 200.000 kilos de aceite al día, les permite ser una de las marcas más punteras del país y poner en el mercado una amplia gama de productos, los que destacan por su calidad.

Aceites Capicua

Aceite con tradición y valores desde 1917

Con la experiencia y la tradición de hace más de 100 años, Coreysa continúa manteniendo unos férreos valores que giran en torno a la calidad, a un excelente y cercano trato con los clientes y a la búsqueda continua de la mejora de la producción y del resultado final.
Abogan por el respeto al medio ambiente, lo cual transmiten en toda la cadena de producción. Además, cuentan con la certificación ecológica, que acredita que sus aceites han sido producidos totalmente mediante agricultura ecológica, sin emplear pesticidas y/o plaguicidas.

Aceites para la cocina profesional


Los aceites Capicua cuentan con una cantidad de acidez reducida, problema presente en otras marcas, Coreysa ha logrado reducirlo en un 50 % sin sacrificar la calidad del producto. Están pensados para la fritura de churros, patatas o carnes, pero sin transmitir ningún sabor al alimento. Además, estos aceites logran una fritura final más dorada, crujiente y seca que otras marcas. Están disponibles en tres formatos de 10, 20 y 25 litros para garantizar la máxima comodidad.

Aceite de girasol alto oleico, especial para freír sin descanso


Un aceite pensado para locales que mantienen sus freidoras trabajando a pleno rendimiento de manera continuada. Diseñado para funcionar largas horas a altas temperaturas sin perder efectividad. El resultado de cada fritura será crujiente, seco y sabroso, ligeramente dorado y sin los sabores propios del aceite de girasol. Tampoco mezcla sabores de diferentes alimentos y no genera espuma alguna. Contiene mínimo un 80% de ácido oleico por garrafa, triplicando las capacidades del aceite de girasol normal.

Aceite de orujo de oliva: verdoso y suave


Producto muy utilizado por los profesionales, ya que contiene una alta proporción de aceite de oliva virgen extra. Así, obtiene un color verdoso y un sabor suave, perfecto para realizar cualquier fritura. Resiste sin inmutarse temperaturas de entre 180 y 220 ºC. El resultado es una fritura con un tono dorado propio y una textura que no pasa desapercibida. Un producto orientado a churrerías, caterings y lugares en los que las freidoras estén siempre en funcionamiento.

Aceite virgen extra: un toque afrutado, picante y amargo en tus platos


Para elaborar este excelente producto se utiliza una mezcla de aceitunas Hojiblanca y Picual, una apuesta por variedades autóctonas. El sabor es la característica más interesante de este producto, ya que es una mezcla de un toque afrutado, picante y amargo que encaja en diversas elaboraciones, además es posible consumirlo en crudo. Contarás con un aceite de sabor único y homogéneo, sin duda, un producto indispensable en la despensa de cada restaurante.