Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es

Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Actualidad

¿Cuál es la diferencia entre el jamón ibérico y el jamón serrano?

Hay muchas dudas sobre la diferencia entre el jamón ibérico y el serrano. Por ello, vamos a aclarar todos los aspectos y características de cada uno para evitar confusiones.

La calidad, el valor nutricional y hasta el origen del animal son diferentes. Por supuesto, ambos tipos de jamón son elaborados con la extremidad posterior del cerdo. Además, tanto el jamón ibérico como el serrano son ricos en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.

¿Cómo diferenciar el jamón ibérico y el jamón serrano?

Desde el punto de vista nutricional, existen diferencias notables tanto en la calidad como en la cantidad de la grasa entre el jamón serrano y el ibérico. Esto depende básicamente de la raza del cerdo y de su alimentación, entre otros factores. Por lo general resulta fácil diferenciar ambos tipos de jamones, tanto a simple vista como a la hora de degustarlos.

Raza del cerdo

Es importante prestar especial atención a la denominación de origen. El conocido jamón ibérico procede de cerdos 50% ibéricos. Por su parte, el que se conoce como jamón 100% ibérico indica que los progenitores del cerdo son de raza ibérica pura. En cuanto al jamón serrano, no le corresponde ningún porcentaje de raza ibérica: la carne es de cerdo blanco.

Modo de alimentación de los cerdos

La diferencia también viene dada por el tipo de alimentación de los animales. Por lo general, esta se establece en dos grandes categorías:

  • Jamón ibérico de bellota: Los cerdos son alimentados entre los meses de noviembre y marzo, y se alimentan de bellotas y hierbas.
  • Jamón de cebo: esta denominación señala que los cerdos han seguido un plan de alimentación compuesto por leguminosas y cereales.
  • Jamón de cebo de campo: aquel cuyos cerdos han sido alimentados a base de piensos y con recursos naturales a la vez.

Proceso y forma de elaboración

El proceso de elaboración o curación de ambos tipos de jamón es exactamente el mismo en lo relativo a las pautas. Sin embargo, el tiempo es distinto.

Los cerdos ibéricos cuentan con una característica única, y es que infiltran la grasa en el músculo. Así, su carne resulta mucho más sabrosa. Pero esto hace que sea más difícil de curar y, por lo tanto, su proceso de curación deba ser más largo.

El jamón serrano sólo necesita entre 8 y 15 meses para estar listo, mientras que el ibérico requiere entre 24 y 26 meses, en función de si es de bellota o de cebo.

jamon iberico y jamon serrano

Color del jamón y de la brida

En lo relativo al color del jamón, mientras que el serrano se caracteriza por un color rosáceo, el ibérico tiene un color muy intenso. Por lo tanto, gracias al color es posible saber si se trata de jamón ibérico o serrano antes incluso de degustarlo.

El color de la brida es una de las formas más sencillas de diferenciar el jamón serrano y el ibérico.

  • La brida de color blanco se corresponde con jamones de cebo ibéricos.
  • La brida de color verde es para jamones de cebo. L
  • La brida roja está indicada para jamones de bellota con una pureza del 50%.
  • La brida negra es para jamones de bellota 100% ibéricos.

Textura

Las diferencias entre ambos tipos de jamón también se dan en la textura. El jamón serrano es menos jugoso, ya que la presencia de grasa en su carne es muy inferior. Por el contrario, el jamón ibérico tiene una textura más grasienta y rugosa.

Sabor

Teniendo en cuenta que la diferencia más notable entre el jamón ibérico y el serrano viene dada porque los cerdos son de diferentes razas, parece lógico que el sabor también sea diferente. Los ibéricos infiltran la grasa en el músculo. A esto hay que sumar si la fuente de alimentación de los animales son los recursos naturales de la dehesa, que dan como resultado una carne más jugosa y con un sabor extraordinario.

A pesar de que los cerdos blancos vivan libres en la dehesa, su carne en ningún caso tendrá el mismo sabor que la de los cerdos ibéricos. La razón es que los cerdos de raza blanca no tienen la capacidad de infiltrar la grasa en los músculos. Los jamones serranos también tienen grasa, aunque no son tan jugosos en ningún caso.

Por lo que, los aspectos clave que diferencian el jamón ibérico del serrano y a los que debes prestar atención son: el origen y el modo de alimentación del cerdo, el tiempo del proceso de curación y el color del jamón y de la brida. Por supuesto, además podrás percibirlo en la textura y sabor al degustarlos.

Noticias relacionadas

¿Puede encontrarse Covid-19 en los...

14-07-2020
La pandemia provocada por la infección del coronavirus ha cambiado nuestra forma de relacionarnos. Sabemos que es una infección que, se transmite vía aérea. Las gotitas...

Cómo iniciar el “delivery”...

Tendencias 08-07-2020
Un servicio de entrega a domicilio es algo que todo restaurante puede implementar. Disponer del servicio de delivery en tu negocio te permite satisfacer mejor las...

Protección de alimentos en la cocina...

En la actual situación de pandemia por la COVID-19 nos preocupa la protección de alimentos frente al virus. Gracias a los recientes estudios acerca del comportamiento...

El futuro de la hostelería: respuestas...

Tendencias 26-06-2020
El futuro de la hostelería está en el aire después de que la pandemia global del coronavirus obligara al cierre de todos los establecimientos. Con la...

Menús de verano para restaurantes:...

Tendencias 23-06-2020
Cuando llega esta época del año, es hora de buscar ideas frescas para renovar los menús de verano para restaurantes y bares. Sabemos que no es...