Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Actualidad

Cómo hacer un buen café en la cafetera de mi bar o restaurante

Uno de los productos más consumidos en restauración y con mayor índice de beneficios es el café. Esto se debe a que una taza de café suele costar más de un euro en cualquier establecimiento, pero es un producto muy barato para el hostelero y su tiempo de preparación y esfuerzo es mínimo. Por ello, debe ser un producto cuidado, debemos preocuparnos en saber cómo hacer un buen café en la cafetera de nuestro bar, cafetería o restaurante para que atraiga a la clientela cada día.

Para preparar un café con buen sabor no se necesita demasiado, simplemente práctica y escoger el momento adecuado para llevar a cabo cada paso del proceso. A continuación os damos las claves.

El café, la materia prima

Uno de los primeros puntos que tenemos que tener claros es que la materia prima debe ser de calidad. Si queremos que nuestros clientes vuelvan cada día a tomar su café debemos asegurarnos de proporcionar un producto de calidad, teniendo en cuenta, además, el beneficio que conseguimos con cada taza.

Existen muchas variedades de café, podemos escoger según su tueste y origen.

Variedad de café según su tueste

Aunque en muchas ocasiones no se especifica y debemos consultarlo con nuestro proveedor, existen cuatro tipos de tueste al natural. Hay que destacar, que al contrario de la creencia popular, cuanto más tostado se encuentra el grano, menos cafeína contiene.

  1. Tostado ligero o light roast. Este tipo de tostado presenta un color amarronado, no se aprecia aceite sobre la superficie de los granos y su aroma es afrutado. Su sabor tiene un matiz de acidez, esto se debe a que se conserva casi en su totalidad el grano de café original y como se comenta con anterioridad, este tipo de grano contiene mayor cafeína que sus hermanos más tostados.
  2. Tostado medio o medium roast. En este grano es de un tono marrón más intenso que el anterior, tampoco se observa aceite sobre el grano y el sabor del café obtenido es diferente, es más equilibrado, más aromático y menos ácido. Se le suele conocer como tostado americano ya que es el tipo de grano que más se utiliza en  Estados Unidos.
  3. Tostado medio-oscuro o medium-dark roast. Este grano es color marrón más intenso. En él podemos empezar a apreciar cierto aceite y la acidez de su sabor desaparece completamente. Su sabor y aroma es más intenso y deja un regusto agridulce en el paladar tras beberlo.
  4. Tostado oscuro o dark roast. Este tipo de café son de color marrón chocolate, casi negro. Se les aprecia a simple vista un brillo característico debido al aceite que se encuentra en la superficie del grano. El sabor de este tueste es amargo y se pueden percibir toque ahumados.

A este listado, podemos añadir otros dos tipos de tueste que se pueden encontrar en el mercado. Son el torrefacto y la mezcla. El torrefactado del café consiste en tostar los granos de café con azúcar. Durante este proceso, el azúcar se va derritiendo y hasta convertirse en caramelo que envuelve el café resultando un café muy oscuro, amargo y fuerte.

Por otra parte, la mezcla,  simplemente es una combinación de café de tueste natural con café torrefacto. Este es el tipo de café más extendido de forma doméstica y en la hostelería, aunque aconsejamos elegir siempre café natural.

Variedad de café según su origen

Cada país y cada tipo de terreno le confieren al café determinadas propiedades y características. Las variedades más conocidas y extendidas con el café Arábica y el Robusta y dentro de ellos encontramos infinidad de variantes.

  1. Café Arábica. Es uno de los cafés más vendidos en el mundo. Su producción se divide entre países Latinoamericanos como Colombia o Brasil y países africanos como Etiopía o Kenia. Brazil es el principal productor de esta variedad con gran reputación mundial. Este tipo de café cuenta con granos más grandes, ovalados y verdosos y contiene menos cantidad de cafeína que la variedad Robusta.
  2. Café Robusta. Este tipo de café es originario de la República Democrática del Congo, se cultiva en Camerún o Uganda, entre otros países. Esta variedad de café se caracteriza por su alto contenido en cafeína. Su sabor cuenta con toque de madera y frutos secos y su sabor es áspero en la boca. Esta es la variedad más económica de cafés y probablemente sea la que consumas en casa o el bar en forma de mezcla.

La cafetera y otras herramientas imprescindibles

Una vez, hayamos escogido la variedad más apropiada para nuestro café, es hora de preparar la maquinaria y herramientas necesarias para la preparación de un café de calidad.

Todo bar, restaurante o cafetería, debe contar únicamente con dos máquinas para preparar el café perfecto: el molinillo de café y la cafetera.

  1. El molinillo. El grano de café es capaz de conservar todas sus cualidades durante un largo período de tiempo. Por ello, recomendamos que muelas el grano justo antes de preparar el café, ya que una vez molido, el café empieza a perder aroma y propiedades. También has de recordar que la molienda no puedes pasarte, ya que el café quedará aguado y no tendrá ni cuerpo ni intensidad. Esto se consigue con la práctica, no te cortes haciendo cafés, cuantos más hagas, más experiencia tendrás.
  2. La cafetera. Para elegir una debes tener en cuenta la cantidad de cafés que vas a preparar cada día para no quedarte corto ni pasarte. Cabe destacar que en el mercado puedes encontrar cafeteras profesionales automáticas o semiautomáticas. Escoge la que más se adecue a tu establecimiento y necesidades.

Cómo hacer un buen café en cafetera de bar o restaurante

Una vez tenemos el café que deseamos, la cafetera y el molinillo, es hora de aprender a preparar un buen café. Con los pasos que te contamos a continuación te convertirás en un auténtico barista.

Pasos para convertirte en un auténtico barista

  1. Primero debemos moler el grano de café. Hay que recordar que dependiendo de lo molido que se encuentre el grano conseguiremos un café con más o menos cuerpo.
  2. Posteriormente colocamos el café en el mango y lo aprisionamos.
  3. Colocamos el mango con el café ya molido y comprimido en la máquina y colocamos la taza de café debajo del grupo de mangos.
  4. Iniciamos la cafetera para que comience a preparar el café y mientras vamos vaporeando la leche en una jarra con el brazo de vapor que va incorporado en la máquina de café.
  5. Vertemos la leche con cuidado en la taza y la servimos.

Mientras practicas, para saber si tu café es perfecto debes realizar tú mismo el aftertaste. Esto consiste en probar el café y fijarte si el sabor característico del café permanece en tu paladar unos 15 minutos. Este es el tiempo del aftertaste justo.

En definitiva, para hacer un buen café en cafetera de bar debemos tener en cuenta la calidad del grano del café, eligiendo bien cuál queremos servir en nuestro local, controlar la moledura del mismo y seguir los pasos descritos. Lo único que falta es práctica.

Ir a la fuente

Noticias relacionadas

Por qué sortear una cesta de Navidad...

Tendencias16-10-2019
Sortear una cesta de Navidad se ha convertido en una tradición con la que los propietarios de los bares quieren premiar la fidelidad de su clientela....

Cómo descongelar el congelador de mi...

Cómo descongelar el congelador de un local de hostelería es una pregunta que muchos hosteleros se hacen. Resulta indispensable llevar a cabo la descongelación total de...

Tapas para un Halloween de miedo en tu...

Tendencias02-10-2019
Las tapas para Halloween no pueden faltar en tu bar el 31 de octubre, pues la noche de brujas se ha convertido ya en una fiesta...

Alérgenos en hostelería: nueva...

Normativas27-09-2019
La nueva normativa que regula el etiquetado de los alimentos también afecta a los alérgenos en hostelería. Cualquier tipo de producto que venga envasado debe indicar...

¿Cómo elegir un horno profesional...

Un horno profesional es siempre el gran protagonista de la cocina de cualquier establecimiento de hostelería. Sin embargo, no siempre se conoce cuál es la mejor...