Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Actualidad

¿Cuáles son los guantes que puedo utilizar para uso alimentario?

El estar en permanente contacto con alimentos supone un esfuerzo continuo por parte de los manipuladores. En algunas ocasiones, se apuesta por usar guantes de uso alimentario para intentar corregir las posibles deficiencias de higiene.

Sin embargo, parece desconocerse que existe una normativa específica para usar este tipo de protección en el proceso de manipulación y envasado de productos. No en vano, es preferible el lavarse las manos de forma continua antes que usar un guante durante horas, debido a los riesgos que conlleva esta medida.

A continuación, analizamos todos los factores relacionados con el uso de guantes en la industria alimentaria. Repasaremos las medidas de higiene más recomendables y también la idoneidad de ciertos materiales en el caso de que fuera indispensable usar guantes para garantizar la salubridad del artículo a manipular. Todo sea por cumplir con las normas establecidas y por proteger la salud de los clientes de una forma tan efectiva como saludable.

¿Es correcto utilizar guantes en la industria alimentaria?

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) estima mucho más adecuado el lavado continuo de manos. Lo que se ha de buscar es la máxima comodidad en el operario por lo que el uso de guantes no sería recomendable.

Es más, la antedicha asociación solo estima adecuado su uso si el par de guantes utilizados se reemplaza de forma constante para evitar la contaminación. En caso contrario, el riesgo de contaminación aumenta sensiblemente. AESOCAN recomienda:

  1. Usar guantes exclusivamente cuando el trabajo a realizar lo requiera.
  2. Escoger guantes de colores fácilmente identificables para evitar confusiones.
  3. Cambiarse de guantes de forma periódica tal y como expondremos en este mismo artículo.

¿Cómo nos lavamos las manos de forma correcta?

La mejor manera es hacerlo con agua caliente, con un jabón neutro y siempre tras retirar anillos y pulseras. Es importante lavarse bien entre los dedos y también las muñecas. Tras enjuagarse, hay que secarse detenidamente para evitar que los restos de jabón afecten al alimento a manipular.

En el caso de utilizar guantes de uso alimentario

Los guantes para este tipo de uso se caracterizan por estar fabricados en distintos materiales. No todos son aptos para manejar alimentos. Es fundamental:

  1. Limpiarlos o sustituirlos cada vez que se manipule cualquier tipo de comida.
  2. No usar el mismo guante para manejar distintos grupos de alimentos.
  3. Si se ha efectuado un descanso, es fundamental cambiar de guantes.
  4. Si la higiene o su textura no es la más idónea, hay que desecharlos inmediatamente.
  5. Si los guantes no son desechables es recomendable lavarlos por ambas caras, secarlos y seguir trabajando con ellos.

Como se ha comprobado, lo que parece ser una solución efectiva puede convertirse tanto en un considerable gasto como en una molestia continua para los trabajadores.

¿Cómo deben ser los guantes para uso alimentario?

Por lo general, deben estar fabricados con materiales sintéticos para evitar las posibles intoxicaciones. La AECOSAN aconseja que no se usen guantes de látex natural, ya que pueden provocar alergias diversas en un alto número de personas entre los que se encuentran tanto los consumidores finales como los propios manipuladores. Las alternativas a este material son las que exponemos en los siguientes apartados.

Guantes de nitrilo

Este caucho sintético es el mejor sustituto posible al látex natural. Sus características son muy similares, pero el riesgo de alergias baja considerablemente con su uso. Se caracteriza por:

  1. Tener una enorme elasticidad que permite no perder la sensibilidad necesaria al trabajar.
  2. Ser muy resistentes al uso continuado por lo que mantienen su eficacia durante más tiempo.
  3. Amoldarse bien a la manipulación de grasas vegetales y animales, lácteos, ácidos, alcoholes y disolventes con algún tipo de aroma.

Por todo lo anterior, son de los más usados en la industria alimentaria.

Guantes de vinilo

Están compuestos de PVC (Policloruro de Vinilo) y ftalatos. Son más baratos que los anteriores y presentan una perfecta adaptación a:

  1. Alimentos no grasos así como a productos secos que no estén en contacto con aceites, grasas o similares.
  2. Usos de corta duración. Son muy efectivos para labores que no necesiten demasiado tiempo de contacto con el alimento.
  3. Personas con alergia al látex natural. Apenas se conocen casos de alergia al vinilo.

No son convenientes para manipular ingredientes con aceite, grasa, leche o líquidos en general ya que los ftalatos que contienen pueden contaminar el alimento. Además, su estabilidad se puede ver alterada favoreciendo así la intoxicación y los posibles riesgos para la salud del consumidor o cliente.

Guantes de polietileno

Están fabricados con un polímero al que no se le añade ningún tipo de material añadido. Suelen encontrarse en los supermercados para que los clientes cojan la fruta o la verdura. Su aparente sencillez no deja de ser una de sus mayores virtudes. Se caracteriza por:

  1. La rigidez y la transparencia del material.
  2. A pesar de no amoldarse a la perfección a la mano, ofrece una protección más que suficiente para tareas cortas como depositar alimentos en algún lugar.
  3. Su zona exterior está granulada, lo que facilita la posibilidad de agarrar el alimento de forma más segura.
  4. No presenta una migración de componentes alta, por lo que puede estar en contacto con los alimentos sin peligro de contaminación.
  5. Es barato, hipoalergénico y fácil de usar. Sin duda, es el que mejor equilibra la protección con el tiempo de uso.
  6. En un restaurante puede usarse para colocar cualquier alimento en un recipiente destinado a la congelación, para la preparación de cualquier receta o para coger algún ingrediente de la nevera.

Es importante recordar que también han de cambiarse de forma constante dada su escasa resistencia al uso intenso. Aun así, pueden ser los más adecuados para favorecer el retorno de la inversión en el menor tiempo posible.

Analizando la información anterior parece fácil deducir que los guantes de uso alimentario protegen a ambos extremos de la cadena alimenticia. Evita que el productor provoque un problema de salud y ayuda a que el consumidor gane en confianza. La idoneidad de lavarse las manos continuamente sigue siendo la mejor manera de conseguir ofrecer un alimento en perfecto estado de salubridad.

Ir a la fuente

Noticias relacionadas

IVA para restaurantes: todo lo que...

El IVA para restaurantes es uno de los impuestos más importantes para el sector. Este impuesto de valor añadido es bien conocido entre la ciudadanía, ya...

Qué hacer ante una intoxicación en mi...

La intoxicación en el restaurante es uno de los clásicos del verano para la salud pública. El uso de alimentos más sensibles a las temperaturas, la...

Cómo hacer un buen café en la...

Tendencias29-07-2019
Uno de los productos más consumidos en restauración y con mayor índice de beneficios es el café. Esto se debe a que una taza de café...

Métodos de conservación de alimentos...

Los alimentos, debido a sus características especiales, son susceptibles al ataque de microorganismos y más aún ahora en verano. Mediante los siguientes métodos de conservación de alimentos,...

Cómo decorar la terraza de tu...

Se acerca agosto y decorar la terraza de un restaurante se hace imprescindible. En verano el auge de las terrazas es abrumador y no solo en...