Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es

Icono teléfono985 56 90 82 Icono emailinfo@supercash.es
Actualidad

¿En qué consiste la nueva normativa del pan integral?

La nueva normativa del pan integral viene a llenar el hueco de una legislación que llevaba desde 1984, es decir, más de 30 años sin actualizarse. Si bien el consumo del pan ha bajado, en estas más de tres décadas, en unos 20 kilogramos al año por persona, la regulación sanitaria de tan saludable alimento adolecía de una serie de características que permitía la venta de un tipo de pan integral que no era tal.

Durante años se han utilizados los pequeños “vacíos legales” para comercializar un tipo de pan bajo la etiqueta de “integral” cuando éste no lo era. A partir del 1 de julio del 2019 y gracias a esta regulación, sabremos realmente qué tipo de pan estamos comprando.

Qué se considera pan integral

Antes de la regulación, lo más común era encontrar en el mercado panes considerados integrales cuando en realidad no contenían más de un 30 % de harinas integrales, es decir, producidas a partir del grano entero del cereal. Lo que se hacía era mezclar este pequeño porcentaje de harina integral con harinas blancas o refinadas, a las que se les ha eliminado la cáscara del grano.

Posteriormente, a esta mezcla de harinas se les añadía, como norma general, salvado y de este modo se conseguía dar un aspecto más oscuro al pan. En otras ocasiones también se añadía harina de centeno, que por su color renegrido, proporcionaba al supuesto pan integral ese tono más oscuro que lo debería de caracterizar y diferenciar del resto de panes elaborados con harinas refinadas.

A día de hoy, tras la entrada en vigor el 1 de julio la nueva normativa, solo es considerado pan integral, o 100 % integral, aquel que haya sido fabricado íntegramente con harinas integrales. Si el pan ha sido elaborado utilizando mezcla de harinas, habrá que especificarlo en el etiquetado del siguiente modo: “pan elaborado con harina integral al X%”.

De este modo, los consumidores no serán engañados ni timados por la industria y la calidad del pan no será cuestionada.

En qué consiste la nueva normativa del pan integral y cuáles son sus regulaciones

El Real Decreto que entró en funcionamiento el 1 de julio de 2019, como se comenta anteriormente, y se caracteriza por obligar a los productores a especificar en la etiqueta los ingredientes de cada tipo de pan. Las características fundamentales de esta normativa son las siguientes.

Como se ha podido comprobar, la nueva normativa apuesta por especificar al máximo todos los ingredientes que contiene cada tipo de pan. Lo que se busca es que el consumidor termine adquiriendo el producto que mejor se ajusta a sus gustos y/o necesidades. La claridad del nuevo texto se ha convertido en una verdadera revolución para el sector del pan que ahora se ve obligado a ofrecer un producto mucho más saludable, natural y adaptado a los nuevos tiempos.

Reducción del IVA al 4% para el pan integral

Hasta que entra en vigor la ley del pan integral, tanto éste como los panes elaborados de todo tipo de cereales, ya fueran blancos, integrales o bajos en sal, eran considerados “panes especiales”. De este modo, a este tipo de pan, independientemente del tipo de harinas utilizadas para su elaboración, no se le consideraba un bien de primera necesidad y se le aplicaba el IVA del 10 %.

Desde el 1 de julio de este año, estos panes entran a formar parte de la categoría “pan común” y su IVA se ha reducido, bajando hasta el 4 %.

Se reduce la cantidad de sal en el pan

Por otra parte,  se ha establecido un límite máximo de cantidad de sal que puede estar presente en el pan común. Este porcentaje máximo es el 1,31 % y la condición en cuestión entrará en vigor en abril del año 2022, aunque el sector panadero en España ya ha comunicado que se atendrá lo antes posible a esta nueva norma.

Todos los panes que no cumplan esta norma no podrán estar en la categoría de pan común. Esto, como se ha comentado anteriormente, repercutirá también a su IVA volviendo al 10 %.

En conclusión, a partir del 1 de julio del 2019, el sector panadero en España estará más controlado. Los panes integrales lo serán al 100 % y si no lo son se especificará claramente en su envase o etiquetado. El IVA se reducirá, ya que se considerará el pan integral como un producto o alimento de primera necesidad y su IVA será del 4%. Además, este alimento reducirá su porcentaje de sal, poniendo como fecha límite para hacerlo en abril del 2022, convirtiéndose en un alimento más saludable para todos los consumidores.

Ir a la fuente

Noticias relacionadas

Cómo calcular el precio de un menú...

04-12-2019
Abrir un negocio de hostelería no es fácil, son muchas los detalles que se deben tener en cuenta. Uno de los más importantes es calcular el...

¿Por qué deben tener presencia los...

Gestión hostelera 28-11-2019
Cada vez más usuarios utilizan internet para hacer reservas o buscar información de un restaurante, por eso es importante que tengan presencia los restaurantes en internet....

Cómo diferenciar la carne de buey y...

Consejos y ahorro 22-11-2019
Diferenciar entre carne de buey y vaca es importante en el mundo de la hostelería. A simple vista pueden ser muy parecidas, pero hay características que...

Tipos de cerveza: guía definitiva para...

Consejos y ahorro 15-11-2019
Los tipos de cerveza que escojas para servir en tu local terminarán marcando la personalidad del mismo. Por esta razón, es importante que conozcas las características...

Cómo preparar tu restaurante para esta...

Tendencias 12-11-2019
Cada vez más gente sale fuera para celebrar la última noche del año y es que cenar en casa ha pasado a segundo plano. Preparar el...